Las cuentas de Esmasa evidencian la deficiente gestión de Jesús Santos

Jesús Santos cuando era basurero.

El Partido Popular ha votado en contra de las cuentas de Esmasa correspondientes al ejercicio 2019. Las razones son múltiples y todas ellas tienen que ver con el incumplimiento reiterado de la Ley.

En primer lugar, el Grupo Popular ha podido comprobar cómo continúa la tendencia de incremento del capìtulo de gastos de personal. No se cumple la reserva del 10% de plazas reservadas a discapacitados. Y tampoco se cumple la paridad entre hombres y mujeres. En consecuencia, se produce el incumplimiento de toda la normativa referida a esta materia.

Por otra parte, se observa cómo, frente a la mentira sistemática de decir que Esmasa costaba menos en 2019 que en 2018, el análisis de la cuenta de pérdidas y ganancias demuestra que es rotundamente falso. Esmasa ha costado más y, lo que es más grave, sus responsables ocultan información y dan datos erróneos al Ministerio de Hacienda.

La información al Ministerio de Hacienda refleja, como gastos en el cuarto trimestre, 21.879.608 euros. Sin embargo, en las cuentas públicas de la empresa municipal se reflejan 21.067.995. Estos más de 700.000 euros de diferencia suponen un intento de ocultar información a la ciudad, o una incapacidad para contrastar datos. En cualquier caso, es motivo más que suficiente para sospechar de estas cuentas y de sus responsables.

A pesar del informe de auditoría, del análisis de las cuentas de Esmasa se deriva que no hay ninguna apuesta por la calidad. No existe certificado alguno de Aenor, o de cualquier otra agencia de certificación; para la gestión medioambiental o de la calidad del servicio.

Tampoco exhiben el estándar GRI (Global Reporting Iniciatives) indispensable en empresas de este sector para la elaboración de memorias sobre sostenibilidad en su desempeño económico, ambiental y social.

En resumen, la dirección de Esmasa, presidida por el líder de Podemos, Jesús Santos; no ha actualizado la contabilidad de costes, contratada por el Gobierno del Partido Popular, ni ha abordado en su año de gestión ninguna auditoría independiente de calidad que demostraría el caos y el despilfarro.

“Las cuentas presentadas por el presidente de Esmasa, Jesús Santos, teniente de alcalde de la ciudad de Alcorcón; son un fiasco y una auténtica chapuza”, asegura Ana Gómez, portavoz del Grupo Popular del Ayuntamiento de Alcorcón. “Nuestra ciudad no se merece esta gestión, no se merece un responsable tan poco preparado, y no puede soportar tantos engaños y tanta ineficacia”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s