La alcaldesa de #Alcorcón aprovecha la pandemia para colocar más amiguetes

Pascual JIménez y Natalia de Andrés.

La alcaldesa de Alcorcón, Natalia de Andrés, ha nombrado en pleno estado de alarma un nuevo coordinador de Administración General para el Área de Educación. Se trata de Pascual Jiménez, sin experiencia previa en el ámbito educativo y cuyo único mérito es ser concejal del PSOE en el Ayuntamiento de Arroyomolinos y amigo personal de la alcaldesa.

Con la actividad docente paralizada, el nuevo coordinador apenas ha tenido ocasión de ejercer una labor por la que cobra un sueldo anual cercano a los 50.000 euros anuales que complementará con las dietas por asistencia a Plenos y Comisiones en Arroyomolinos. Su currículum, como el del resto de cargos de confianza de Gobierno de Natalia de Andrés, no está publicado ni en la web del Ayuntamiento de Alcorcón ni en la de Arroyomolinos.

En Pleno estado de alarma
ha contratado un nuevo
coordinador para Educación

 

Lo único que se conoce de él, a través de su perfil en le red social Twitter es que es “secretario de Organización del PSOE-de Arroyomolinos, arqueólogo e historiador, pero sobre todo luchador”.

Pascual Jiménez se vio envuelto en 2018 en la grave crisis de los socialistas de Arroyomolinos que derivó en la dimisión del alcalde Carlos Ruipérez y el abandono de la formación de varios cargos históricos. Jiménez fue denunciado junto a otros dos militantes socialistas y la concejala de Empleo, Pilar Sánchez Torres, por un delito relativo a la infidelidad en la custodia de documentos y de la violación de secretos recogido en el artículo 415 del Código Penal.

La denuncia acusaba a la concejal de permitir que Jiménez y los otros dos militantes socialistas, personas ajenas a la función pública, hicieran uso de documentación pública sin tener autorización.

En definitiva, otro cargo de confianza de Natalia de Andrés envuelto en la polémica, que se une al coordinador de Alcaldía y responsable de las redes sociales corporativas de la Corporación que se ha distinguido en numerosas ocasiones por sus faltas de respeto, provocaciones y menosprecio en esas redes a quienes no piensas como él.

O el director general de Servicios a la Ciudad que, en pleno confinamiento, se permitió el lujo de insultar a los vecinos de Fuentecisneros llamándoles guarros. O a la coordinadora de Sostenibilidad, que está implicada en serias irregularidades en el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid. O al director general de Seguridad que, también en la red Twitter, mostraba su agrado con los tuits insultantes y amenazantes de un tuitero anónimo a la portavoz del Grupo Popular.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s