La plaga de ratas se debe exclusivamente a la incompetencia del Gobierno municipal

La plaga de ratas denunciada por los vecinos de Alcorcón se debe única y exclusivamente a la desidia y la incompetencia del Gobierno radical de Alcorcón, incapaz de afrontar una emergencia de estas características. Las excusas de Jesús Santos, teniente de alcalde y presidente de la empresa de limpieza Esmasa, adjudicando las culpas al Gobierno anterior, son un patético intento de tapar su incompetencia y la de su equipo.

La izquierda radical que gobierna Alcorcón, que tenía mayoría en el consejo de administración de Esmasa, se dedicó durante toda la legislatura anterior a bloquear cada proyecto y cada iniciativa del Partido Popular. A ello se une el hecho de que en los seis meses que llevan en el Gobierno no han tomado una sola decisión de calado para mejorar la limpieza de la ciudad.

“No es extraño, asegura Ana Gómez, portavoz del Grupo Municipal del Ayuntamiento de Alcorcón, que sean incapaces de afrontar una emergencia de salud pública como ésta y su única salida sea culpar al Gobierno anterior”.

La alcaldesa y el presidente
de Esmasa demuestran su
total incapacidad para afrontar
un grave problema de salud pública

“Resulta patético, continúa Ana Gómez, ver cómo Santos anuncia en las redes sociales que las medidas ya están en marcha. Lleva con esa cantinela desde el día en que tomó posesión, pero lo cierto es que no hay medidas, no hay proyecto y no hay ideas. Cuando accedió al cargo, Santos se impuso el reto de dimitir si en un año no resolvía los problemas de limpieza y dejaba completamente limpio Alcorcón. Ahora se sabe incapaz de afrontar ese reto y su única salida es echar las culpas a una herencia que, en cualquier caso, es más culpa suya que de nadie”.

Por otro lado, la proliferación ratas es un problema de salud pública que desborda las competencias del presidente de Esmasa y debería obligar a la alcaldesa a tomar cartas en el asunto. La salud pública es competencia de la concejala socialista Victoria Meléndez. Pero esta concejala se ha puesto estratégicamente de perfil y la alcaldesa mira para otro lado, dejando que el líder podemita asuma responsabilidades que no son solamente suyas.

“Han aparecido ratas y los vecinos están muy preocupados porque ven su salud en peligro, afirma Ana Gómez, pero la alcaldesa ni está ni se la espera porque prefiere que la crisis sea para su socio de Gobierno. Una muestra más de cobardía política que demuestra que los vecinos siguen sin ser su prioridad”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s