Las irregularidades de la alcaldesa de Móstoles llegan hasta Alcorcón

El hermano del número tres de la lista del Psoe Móstoles mejora sustancialmente su situación laboral en ESMASA desde que Natalia de Andrés es alcaldesa

La alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse se sirve de su amistad con Natalia de Andrés, para utilizar ESMASA como agencia de colocación. Al ya polémico caso de la hermana de la alcaldesa de Móstoles, podemos sumar el ascenso del tío de la misma o la colocación del hermano de su número tres, en la empresa municipal de limpieza de Alcorcón (ESMASA), y todo esto en menos de 5 km de distancia, los socialistas del sur de Madrid, se reparten los puestos de las empresas públicas a su antojo.

Es cierto, que la llegada del Psoe al gobierno de Alcorcón, y la coincidencia de que su hermana, Rebeca Prieto Moro también esté gobernando y casualmente responsable del área de limpieza de Móstoles, en el municipio vecino, ha mejorado sustancialmente la posición del actual encargado general de ESMASA, Fidencio Prieto Moro, tanto en su situación laboral en la empresa como su salario mensual.

Ana Gómez, portavoz del Partido Popular, declara “no se puede consentir que la alcaldesa y su socio de gobierno de extrema izquierda utilicen, como la alcaldesa de Móstoles, también socialista al ayuntamiento y sus empresas como agencia de contratación de sus amiguetes”.

La falta de ética en ESMASA, a la hora de las contrataciones no conoce límites. Nuestra alcaldesa también se sirve de esta empresa para permitir este tipo de contratos. Hace unos días, vimos como el abogado que perdió la causa judicial de la huelga de basura abusiva que sufrió Alcorcón en 2014 y por el que fueron condenados algunos trabajadores de la misma que secundaron la huelga entre los que se encuentra el actual presidente de ESMASA, cobrará unos 20.000€ al año, por trabajar cuatro horas a la semana y desde casa. No necesita aparecer en el trabajo físicamente a pesar de cobrar más de 1600€ al mes. A este contrato se suma el de otro afortunado que cobrara 28.000 anuales por trabajar 20 horas semanales, es decir, 2.330 euros al mes por trabajar cuatro horas al día. Su función será comercial y de innovación.

Estas actuaciones son un peaje político muy alto a través del dinero público de todos los vecinos, favores personales que se saldan a través de la empresa municipal. Cabe destacar, que estos dos afortunados, ya colaboraban en la antigüedad con el que hoy los contrata. Hace años de una manera conjunta se planearon los contratos blindados de los que disfrutan hoy los trabajadores de ESMASA. Favor con favor se paga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s